12.7 C
Buenos Aires
sábado, mayo 21, 2022

Trabajador salva la vida de un hombre que sufría una convulsión epiléptica

Mas Leídos

HÉROES ANÓNIMOS – Según informaron fuentes oficiales, la ambulancia tardaba mucho en llegar, y por dichos motivos este héroe sin capa decidió tomar cartas en el asunto e interceder. El episodio ocurrió frente a la biblioteca, y este trabajador que se detuvo para ayudar, había perdido a su hijo de la misma manera.

Entre las maniobras realizadas por el hombre, cargando en sus espaldas la experiencia de haber atravesado por situaciones similares. Buscó poner en resguardo al sujeto, le proporcionó comodidad en la zona de la nuca, para que no sufriera golpes producto de los sacudones, y hasta colocó un objeto en la boca para evitar daños autoinfligidos debido a las mordeduras que suelen ocurrir ante este tipo de ataques.

La víctima se desplazaba caminando, sobre Av. Varela, a la altura de la biblioteca municipal, y sufrió una descompensación. Entre temblores y un viaje al suelo sin escalas, Juan, un trabajador que transitaba a bordo de su camioneta por el lugar, de inmediato reconoció e identificó la escena: un ataque de epilepsia.

Rápidamente se detuvo, y en tres o cuatro indicaciones, ordenó la situación: dio aviso a emergencias, y le pidió a quienes estaban alrededor del hombre convulsionando, que insistieran con los llamados.

A través de la página informativa campanoticias explicó: “tuve un hijo que falleció de un ataque de epilepsia”. Un momento que sin dudas lo marcó a fuego, pero que lo preparó para ayudar ante situaciones similares. Por ello, también fue entendible su enojo e indignación, ante la demora de la llegada de la ambulancia.

“Esperamos más de media hora. No puede ser. Estamos en pleno centro, a pocas cuadras del Hospital. Es increíble que pasen estas cosas” sostuvo, y agregó otro dato, tampoco menor.

A mediados de Diciembre, un conocido vecino fallecía luego de descompensarse mientras conducía su camioneta. El vehículo circuló varios metros sin conducción, y se detuvo sobre las vías del ferrocarril. El primero en llegar a la escena, e intentar socorrer a la víctima (lamentablemente, sin éxito), fue el propio Juan.

“Todavía sigo shockeado por ese momento que viví. Lo terminamos llevando en una camioneta, porque pasaron más de cuarenta minutos y no vino nadie. En situaciones límites, los segundos pueden costar una vida. Me tocó dos veces ser testigo de la desidia, y de demoras que pueden ser fatales. Las autoridades deberían hacer algo al respecto” sentenció.

La historia sobre la avenida Varela, no terminó en fatalidad. La ambulancia del Same llegó y trasladó al paciente al Hospital Municipal. Mientras que Juan intentó retomar su jornada laboral, sin poder quitarse de la cabeza la escena vivida, junto a otras que parecieran formar parte de su destino.

spot_img

Seguí Informado

spot_img

Novedades Zonales

Nuestros Contrastes

Notas más comentadas