10.6 C
Buenos Aires
viernes, mayo 24, 2024

Su mamá fue asesinada en Chubut y después de nueve años detuvieron al asesino: “Creí que no lo iban a agarrar más”

Mas Leídos

Una de las hijas de Sabrina González Rojas, la mujer que en 2014 fue asesinada por su ex pareja que estuvo prófugo nueve años hasta que fue detenido en Chubut en las últimas horas, contó cómo vivió el momento en el que se enteró que José Antonio Castellanos fue capturado: “Creí que no lo iban a agarrar más”.

Este domingo por la tarde un efectivo de la Policía de Comodoro Rivadavia logró la captura del hombre en una casa en el barrio Favaloro donde vivía con su pareja. A Castellanos le pesaba desde 2014 un pedido de captura y una recompensa de cinco millones de pesos por el femicidio de Rojas.

Ante este escenario esperanzador, Daira Sayavedra, una de las hijas de la víctima, expresó el alivio que siente tras la detención de Castellanos: “Creí que no lo iban a agarrar más, estoy helada, todavía no caigo. Es difícil decir que me pone contenta o feliz, quiero llegar al día del juicio”.

“En diciembre se cumplían 10 años, podía llegar a pasar que la archiven, pensaba que no lo iban a encontrar más, él también habrá pensado eso”, manifestó.

En diálogo con el medio TN, la joven relató que fue su prima quien le mandó un mensaje para avisarle. De forma inmediata llamó a su abogado, quien todavía no estaba enterado porque no había sido notificado por la Justicia.

Como se supo después de su detención, el hombre estaba en pareja y había tenido un bebé hacía pocos meses: “Ya estaba haciendo su vida”.

Aun así, después de nueve años, en los que se cree que el acusado se refugió en diversas provincias como en Jujuy, fue detenido por la Policía de Chubut.

En este sentido, el último aporte que se sumó a la causa es un llamado al 911 de una mujer que advirtió que lo vio en la provincia del norte vendiendo medias: “El fiscal me dijo que hasta cruzó a otros países, algo que era una posibilidad, y tenía otra identidad”.

Sayavedra resaltó que desde la Fiscalía le informaron que el detenido sería trasladado a Buenos Aires en los próximos 10 días.

Acerca de la relación que tuvieron su mamá con Castellanos, el joven contó: “Yo tenía 16 años y solo estuvieron ocho meses. No era algo de compartir un mate, era muy reservado. Cuando estábamos en mi casa no participaba de las charlas, ni un tipo de diálogo. Era muy extraño”.

El desgarrador crimen sucedió a principios de noviembre de 2014 en una casa de Virrey del Pino. La víctima estaba junto a Castellanos desde hacía meses y tenía tres hijos de 14, 16 y 18 años.

Seguí Informado

Novedades Zonales

Notas más comentadas