22.1 C
Buenos Aires
viernes, octubre 7, 2022

Siete malvivientes robaron una camioneta de Prefectura: hay un detenido

Mas Leídos

SE LLEVARON EL ARMA REGLAMENTARIA DEL PREFECTO
En las últimas horas, ocurrió un hecho inusual en la ciudad de San Justo en la cual la víctima del robo, fue un miembro de Prefectura Naval Argentina que trabaja en aquella ciudad. Según comentaron fuentes oficiales, el robo se produjo en el Puente 12 de San Justo.

Cabe mencionar que en el parte oficial de la fuerza armada, informaron que dos vehículos oscuros cruzaron al móvil de Prefectura. De los coches, descienden un total de siete ocupantes, armados y le sustraen el móvil Chevrolet S-10 gris -vehículo oficial de Prefectura-. Además de esto, también le robaron el arma reglamentaria al efectivo, que afortundamente no sufrió heridas de gravedad.

En tanto, la camioneta no estaba ploteanda, ya que se trataba de un vehículo utilitario para tareas logísticas de la Prefectura Naval, y que estaba a cargo de un oficial de esa fuerza.

Hasta el momento, pese a llevar árduas tareas investigativas, no se conocieron las circunstancias en las que se produjo el robo. Se presume que la intención inicial era robar únicamente la camioneta sin saber que en su interior se encontraba un uniformado, pero al notar qie en el interior del rodado se encontraba la pistola reglamentaria del oficial, de 49 años, decidieron tomarla a la fuerza.

Hablando específicamente del arma, es una pistola calibre 9 milímetros Beretta con el cargador y quince cartuchos en su interior.

La causa es investigada por la UFI N°11 descentralizada de Gregorio de Laferrere del departamento judicial de La Matanza, a cargo del fiscal Matías Follini.

Sin lugar a dudas, La Matanza es uno de los distritos donde la inseguridad no da tregua a los vecinos, y este ilícito es la viva muestra de esa realidad. En las últimas horas circuló que un joven de 20 años fue detenido luego de robar a mano armada la camioneta anteriormente mencionada en la localidad de San Justo. Fuentes oficiales informaron que comenzó a ser perseguido y reducido por un policía, dueño de uno de los vehículos estacionados con los que chocó durante el intento de fuga.

Todo sucedicó en la intersección de Salta y Thames, donde uno de los asaltantes emprendió la fuga y efectuó dos disparos hacia el suelo en forma intimidante.

Momentos después, al llegar al cruce de Villegas y Lynch, también de San Justo, le sustrajo la camioneta y sin embargo, chocó contra varios vehículos estacionados y, al intentar escapar a pie fue reducido y aprehendido por un policía, dueño de uno de los coches chocados.

Los policías de la comisaría 1ª de San Justo incautaron un revólver calibre .22, dos vainas servidas en el interior del tambor y una munición intacta. El ladrón quedó a disposición de la UFI N°12, a cargo del fiscal Carlos Arribas.

Por otro lado, en Rafael Castillo, un joven de 28 años, hijo de un policía de Chaco y hermano de un agente de la Bonaerense, fue asesinado de un disparo en el tórax en un presunto ajuste de cuentas. Por el crimen buscan a tres sospechosos, informaron fuentes policiales.

El homicidio ocurrió alrededor de la 01.00, en la intersección de Lujan y Río Cuarto. Los policías fueron alertados sobre el ingreso de una persona con una herida de arma de fuego a la Clínica Figueroa Paredes. Allí, los agentes entrevistaron a un joven quien refirió que, momentos antes, se encontraba junto a un amigo a bordo de un Ford Escort azul oscuro cuando fueron interceptados por dos vehículos marca Toyota, una camioneta Hilux de color blanca y un automóvil modelo Etios.

El testigo contó que, en esas circunstancias, los ocupantes de los vehículos hicieron señas para que frenaran la marcha y, ante la negativa de ellos, efectuaron una serie de disparos, de los cuales uno impactó en el cuerpo de Franco Gabriel Navarro (28), hijo de un efectivo retirado de la Policía de Chaco y hermano de un oficial de la fuerza bonaerense.

Según las fuentes, la víctima fue trasladada a la clínica por su amigo pero falleció. En tanto, en la escena del crimen, los efectivos de la Policía Científica incautaron 12 vainas servidas. A partir del relevamiento de las cámaras de seguridad, los policías lograron identificar a tres sospechosos, uno de los cuales es es hijo de un hombre que se encuentra cumpliendo una condena por venta de estupefacientes. En la causa interviene la UFI Especializada en Homicidios, a cargo de Gastón Duplaá.

spot_img

Seguí Informado

spot_img

Novedades Zonales

Nuestros Contrastes

Notas más comentadas