13.6 C
Buenos Aires
viernes, junio 21, 2024
More

    Seguridad: operativo «robacables» en Pilar

    Mas Leídos

    La Secretaría de Seguridad encabezó una importante operación contra el robo de cables, una modalidad delictiva que ha generado graves problemas para los residentes.

    El operativo contó con la colaboración del Cuerpo Único de Inspectores del municipio, que llevó a cabo diversos relevamientos e inspecciones que resultaron en la clausura de los establecimientos vinculados a la compra y venta ilegal de metales. Durante los allanamientos realizados en Del Viso, Villa Rosa, Alberti, por la Policía y la Guardia Urbana, se logró la detención de 9 sospechosos y se incautaron municiones, metales, teléfonos celulares y dinero en efectivo.

    El sabotaje al sistema de iluminación y electricidad es un desafío extendido en toda Argentina que perjudica a vecinos y a numerosas empresas, desde compañías eléctricas hasta proveedores de servicios de telefonía, internet y televisión por cable.

    Esta modalidad delictiva está en aumento, y su impacto es considerable. Al sustraer los cables, se deja a todo un vecindario sin luz, internet y teléfono, y las empresas tardan hasta meses en restablecer los servicios. El cobre es el material más buscado, con un valor aproximado que oscila entre los $7000 y $8000 por kilo. Los criminales lo venden en casas de compra y venta, donde posteriormente son fundidos, e incluso vendidos a través de sitios de e-commerce como Mercado Libre o Facebook Marketplace.

    Ante el incremento de este tipo de delitos, el Municipio de Pilar a través de la Secretaría de Seguridad ha puesto su foco en esta problemática: por un lado, persiguiendo a los malvivientes, especialmente a los organizados, pero también a los comercios dedicados a la reducción de materiales robados.

    Se ha determinado que la falta de cables no solo se debe a actos delictivos individuales, sino también a la presencia de grupos más organizados dedicados a la sustracción masiva de instalaciones de cables. Estos grupos operan bajo la apariencia de falsas empresas, utilizando uniformes similares a los de proveedores de energía o internet.

    A lo largo del año se han llevado a cabo más de 26 procedimientos, lo que ha resultado en la aprehensión de 41 personas. Los casos destacados incluyen la desarticulación de dos bandas delictivas. En el primero, a un grupo que se hacía pasar por una empresa de mantenimiento que fue capturada mientras extraía cables en Ruta 26 y Santo Domingo. Se confiscaron herramientas y documentos fraudulentos, además de esclarecer que uno de los detenidos tenía una orden de captura activa por la justicia de Morón.

    En el segundo caso, se destaca la aprehensión de un grupo de “robacables” que simulaban ser empleados de una agencia de telecomunicaciones. Tras declarar que estaban realizando un despeje de cañerías, se estableció que estaban manipulando el tendido de cables del lugar para robarlo.

    En cuanto a los comerciantes que reducen mercadería robada, la Secretaría de Seguridad ha solicitado a Subsecretaría de Inspecciones del municipio, el allanamiento a este tipo de locales, clausurando establecimientos y determinar que los dueños no podían justificar el origen de la mercadería secuestrada.

    Este contexto, se desarrolló la investigación liderada por la UFI Nro. 4 del distrito que encabeza el fiscal Gonzalo Agüero, con el objetivo de desarticular estos locales de acopio de cables robados, focalizándose en los denominados “chatarreros”, con tres objetivos ubicados en las localidades de Villa Rosa, Del Viso y Manuel Alberti; además de patrullar las zonas identificadas como puntos críticos, donde se registró un alto número de aprehensiones por robo de cables.

    Como resultado de este operativo, se detuvieron en total a 9 individuos y se confiscó una gran cantidad de cables sueltos y dispuestos en rollos industriales, prensas, las herramientas de corte utilizadas para manipular el material y diversos elementos relacionados con instalaciones eléctricas.

    Se allanaron 3 comercios o “chatarreros”, que posterior a los operativos y fiscalización, fueron todos clausurados por la Secretaría de Control Legal y Técnica del municipio al no presentar la documentación correspondiente que certificara su habilitación comercial.

    En el objetivo ubicado en la intersección de la Ruta 25 y la calle Chacabuco, se efectuó el golpe principal, desarticulando una falsa «chatarrería» que operaba como lugar de acopio de cable robado. Durante el operativo se realizaron seis aprehensiones efectivas, incluyendo la del propietario del establecimiento, incautándose $1.000.000 de pesos en efectivo y más de 1000 dólares en billetes. Además, se confiscó la herramienta utilizada para pelar cables, tres teléfonos celulares y más de 30 balas de diferentes calibres.

    La lucha contra los «robacables» y grupos más organizados requiere esfuerzos conjuntos entre las autoridades de seguridad y la fiscalía, lo que ha dado resultados positivos al desarticular redes delictivas y confiscar elementos robados. El material probatorio, el patrullaje preventivo y las investigaciones conjuntas entre las fuerzas del Municipio constituyen herramientas vitales para continuar combatiendo esta modalidad delictiva que afecta a todo el país, siendo vital para cuidar y vigilar a los vecinos de Pilar.

    Seguí Informado

    Novedades Zonales

    Notas más comentadas