11.4 C
Buenos Aires
domingo, julio 14, 2024
More

    Remodeló un colectivo de la línea 60 en Tigre y lo convirtió en un hospedaje

    Mas Leídos

    A BORDO CON TDODAS LAS COMODIDADES – Germán transformó un simple colectivo en una especie de hotel que tiene todas las comodidades. Lo restauró en Tigre y desde su casa ubicada en Exaltación de la Cruz lo mantiene intacto en el patio, donde recibe a los huéspedes.

    Germán Crimi, un hombre de 42 años, hizo realidad lo que parecía imposible: transformar un colectivo de la línea 60 en un hospedaje de lujo en el patio de su casa en Exaltación de la Cruz. Su pasión por los colectivos, transmitida por su abuelo, un antiguo chofer de la línea 88, lo llevó a perseguir este sueño desde niño.

    Desde sus 6 años, Germán quedó fascinado por los colectivos que manejaba su abuelo. Este fanatismo lo impulsó a buscar un Mercedes Benz modelo 911 de la icónica línea 60, que unía Constitución con Tigre Hotel, para remodelarlo y convertirlo en un atractivo turístico en su hogar. «Elegí el 60 más que nada porque es muy argento. Todo el mundo lo tomaba y todos los conocen», explicó Germán.

    La búsqueda no fue fácil. Tras años de esfuerzo, encontró el colectivo de 1968 en Ranelagh, completamente descuidado, con las ruedas hundidas en el pasto. Con la ayuda de un amigo, logró remolcarlo hasta Tigre y comenzó el arduo proceso de restauración, financiado con su sueldo como fabricante de ropa. «El armado completo fueron casi cuatro años», comentó.

    Finalmente, el sueño tomó forma. Germán creó @Bondiglamp, una combinación de «bondi» y «glamping», ofreciendo una experiencia de hospedaje única. El colectivo, convertido en un espacio exclusivo para dos personas, cuenta con un somier King size, calefacción, aire acondicionado, un sillón de varios cuerpos, una heladera retro y un televisor. Los huéspedes disfrutan de desayuno, parque, piscina y quincho.

    El colectivo mantiene piezas originales como el techo, las herraduras y las ventanas, además del asiento del chofer y el volante. «Tuve que armar una especie de exclusividad para cuidar todo», explicó Germán, quien solo acepta dos personas por vez para preservar las piezas únicas.

    El costo del hospedaje varía según el día: $150.000 los fines de semana y feriados, incluyendo desayuno y barra libre, y $70.000 los días de semana sin desayuno.

    Seguí Informado

    Novedades Zonales

    Notas más comentadas