13.1 C
Buenos Aires
domingo, junio 23, 2024
More

    Quién es el acusado de incendiar y robar un hogar de chicos en Pilar

    Mas Leídos

    EL DELITO MÁS MISERABLE – Damián Antonelli fue capturado ayer por la Policía Bonaerense, acusado del ataque al hogar Juguemos y Caminemos Juntos que terminó con seis bebés y 12 niños hospitalizados. Ya había estado preso en febrero por robo y un juzgado de garantías lo liberó

    Máximo Damián Antonelli se sentará en las próximas horas frente al fiscal Andrés Quintana para responder en su declaración indagatoria. Quintana duda que declare. Por otra parte, también duda que el hombre sea un loco, un inimputable. “Es un ratero”, lo define una fuente judicial que lo conoce bien.

    El fiscal Quintana ya lo había encerrado en febrero último por robar bombas de agua en la zona de Pilar, hasta que el juzgado de garantías del caso lo soltó ese mismo mes. En junio de 2023, el sospechoso intentó, al menos según los papeles, hacer las cosas bien: se registró como empresario en la AFIP, pero terminó con una marca roja en su contra por facturas truchas.

    Ahora, enfrenta la peor acusación de su vida hasta el momento: robo con escalamiento, incendio y lesiones leves. De 21 años, vecino de un barrio cercano a la estación Pilar del tren San Martín, Antonelli fue detenido ayer por la DDI de San Isidro y la Comisaría 1° de la misma zona, acusado de incendiar y robar un hogar de chicos.

    Seis bebés y doce niños terminaron hospitalizados por las llamas con varias heridas, tras inhalar el monóxido de carbono. Quintana todavía espera los legajos médicos para conocer el daño que sufrió el personal del lugar: seis mujeres que trabajaban en el lugar debieron ser trasladadas a un centro de salud. El hogar, una sede de la Fundación Juguemos y Caminemos Juntos, quedó arruinado.

    Antonelli, insólitamente, fue detenido mientras intentaba vender varios de los objetos robados en la zona de Villa Verde, también en Pilar. Los videos de cámaras de seguridad del caso -que ilustran esta nota- lo muestran trepando las paredes del lugar, para luego forzar una puerta y comenzar el robo.

    Se desconoce por qué Antonelli, si es que es culpable, incendió el hogar. La Casita del Milagro, ubicada en el Pasaje Musladini, da abrigo desde 2018 a chicos derivado por la Justicia a causa de diferentes razones: muchos no cuentan con los cuidados de sus padres o deben ser separados de sus familias por su propia protección.

    Al momento del incendio, 20 chicos dormían en el lugar. “No mató a nadie de casualidad”, ratifica una fuente clave en el expediente.

    Celeste Piñeiro, responsable de prensa de la Fundación, dijo “Los chicos estaban durmiendo, el fuego llegó al cielo raso y prendió muy rápido. Podría haber sido mucho peor. Por suerte, un vecino advirtió el incendio”. Las primeras pericias determinaron que el incendio había sido intencional. Por lo pronto, se desconoce también el material que usó para iniciar las llamas.

    “Ahora estamos haciendo todo para que los chicos vuelvan lo más rápido posible. Para ellos es un nuevo desarraigo”, relató Celeste. Por lo pronto, serán trasladados a otra sede de la Fundación, de menor tamaño.

    “¿Qué pueden robar en un hogar?”, se preguntó la representante de Juguemos y Caminemos Juntos.

    La pregunta no es ociosa: ¿qué puede robar un ladrón en un hogar de chicos? ¿Dinero de la caja chica, comida, el cobre de los cables?

    Nada de eso, por lo pronto. El fiscal Quintana todavía intenta determinar qué se robó exactamente. Las autoridades de La Casita del Milagro notaron que faltaba una mochila. La casa de Antonelli fue allanada. Allí, se encontraron varias botellas de pegamento escolar, el mismo que, según las maestras y cuidadoras del lugar, usaban los chicos en sus actividades.

    Seguí Informado

    Novedades Zonales

    Notas más comentadas