12.4 C
Buenos Aires
miércoles, julio 17, 2024
More

    Perpetua para Thomsen, Benicelli, Comelli, Ciro y Luciano Pertossi. Viollaz, Cinalli y Lucas Pertossi: 15 años de prisión

    Mas Leídos

    (Enviados especiales de NA) — Los rugbiers Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli y Luciano Pertossi fueron condenados a la pena de prisión perpetua por ser coautores del delito de homicidio doblemente agravado.
    Así lo decidió el Tribunal Oral en lo Criminal número 1 de la ciudad de Dolores, integrado por María Claudia Castro, Emiliano Lazzari y Christian Rabaia que, a su vez, rechazó por unanimidad el plantel de nulidad hecho por el abogado de los acusados, Hugo Tomei.
    En tanto, para Ayrton Viollaz, Blas Cinalli y Lucas Pertossi recibieron una condena de 15 años de prisión por ser partícipes secundarios.

    Los tribunales de Dolores donde se dio a conocer el veredicto quedó absolutamente blindado del acceso vehicular y con fuertes controles a la gente que quería acceder al lugar desde la mañana temprano.
    El operativo tuvo la intención de evitar el acceso de vehículos en las cercanías del lugar y por eso se colocó un vallado en seis manzanas que rodean a los tribunales ubicados sobre la calle Belgrano, a pocos metros del centro de la Ciudad y el Municipio.
    La Policía bonaerense también tenía restringido el acceso peatonal y, salvo la prensa o la gente que vive en el lugar, no se permitía el ingreso de toda persona ajena al juicio.
    En tanto, el acceso a los tribunales también estaba franqueado por varios controles y la prensa debía atravesar al menos 3 de ellos, incluido el del interior del lugar, para poder ingresar a la sala de audiencias, que es de dimensiones chicas, por lo cual se habilitó la difusión del veredicto a través de la plataforma digital que dispone la Suprema Corte Bonaerense.

    Lágrimas, rostros desencajados y un desmayo

    Los ocho rugbiers condenados por el asesinato de Fernando Báez Sosa en enero de 2020 a la salida de un boliche en Villa Gesell se vieron visiblemente conmocionados por las sentencias que impuso el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 1 de Dolores e incluso uno de ellos, Máximo Thomsen, se descompensó en plena sala judicial.
    Toda la frialdad que tuvieron a la hora del crimen de Fernando Báez Sosa y a lo largo de todo el juicio oral se derrumbó en cuestión de segundos al escuchar que pasarán en la cárcel varios años más: Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli y Luciano Pertossi fueron condenados a la pena de prisión perpetua por ser coautores del delito de homicidio doblemente agravado, mientras que Ayrton Violaz, Blas Cinalli y Lucas Pertossi recibieron una condena de 15 años de prisión por ser partícipes secundarios.
    Luego de que los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 1 de Dolores, María Claudia Castro, Christian Ariel Rabaia y Emiliano Javier Lázzari, comunicaran el detalle de las condenas, los rostros de los jóvenes quedaron desfigurados.
    ncluso, mientras escuchaban de pie que habían sido encontrados culpables del asesinato de Fernando Báez Sosa, Máximo Thomsen comenzó a tambalearse y se sentó abruptamente, mientras lloraba y era sostenido por los agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).
    Cuando el secretario del Tribunal terminaba de leer los detalles de la sentencia, la jueza María Claudia Castro advirtió la situación: «Estamos en condiciones de seguir con la lectura. Hay alguna… Por favor, acérquese doctor. Retírenlo para que reciba asistencia».
    En tanto, el resto de los jóvenes oriundos de Zárate tomaron asiento, con sus rostros desencajados.
    Lucas Pertossi, visiblemente conmocionado, contenía las lágrimas; Ayrton Viollaz se agarraba la cara; Blas Cinalli miraba al suelo; mientras en primera fila, Matías Benicelli permanecía impávido, como a lo largo de todo el proceso judicial, al igual que Enzo Comelli, ubicado al lado de Thomsen.
    La mamá de Máximo Thomsen gritó «esto es una mentira» cuando escuchó del Tribunal que su hijo y otros cuatro rugbiers eran condenados a prisión perpetua por el crimen de Fernando Báez Sosa.
    «Esto es una mentira, echen a los periodistas, no me importa más nada«, expresó Rosalía Zárate al tiempo que era abrazada por otro de sus hijos.
    Ante esta situación, la sala se desalojó rápidamente para terminar de leer el veredicto ya sin público y luego de conocer que el Tribunal impuso cinco penas con prisión perpetua por homicidio doblemente agravado por alevosía y premeditación y 15 años para Lucas Pertossi, Blas Cinalli y Ayrton Viollaz.
    Al conocer el veredicto, fue la mamá de Thomsen la que rompió en llanto y, al ver que su hijo se descompuso cuando conoció que era condenado a perpetua, pidió a los agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense poder acercarse a él, pero no se lo permitieron y el Tribunal desalojó la sala, a la vez que se llamó a un médico.

    Burlando anticipó que apelará el fallo y buscarán que todas las condenas sean perpetuas

    (NA) – El abogado Fernando Burlando anticipó que apelará el fallo del juicio oral por el crimen de Fernando Báez Sosa para buscar que todas las condenas sean perpetuas, ya que consideró que el Tribunal «tuvo clemencia con tres acusados de una manera irracional».
    «Ocho condenas. Éste es solamente el comienzo, es el primer paso hacia el camino a una respuesta que realmente acaricie el corazón de Fernando», sostuvo el letrado de la familia de la víctima.
    En declaraciones a la prensa, Burlando se quejó de que se trató de un «fallo salomónico».
    «Entendemos que una Justicia contemplativa, una Justicia que no atiende a las súplicas de una víctima, sino que contempla tal vez la juventud de los acusados no es Justicia. Vamos a apelar», afirmó.
    Y continuó: «Una Justicia débil al momento de evaluar sentencias no es Justicia. No entendemos cómo tres se vieron beneficiados con una sentencia de 15 años. El Tribunal tuvo clemencia con tres acusados de una manera irracional. Ese va a ser el motivo de nuestra apelación«.
    «Fueron ocho condenas, es un buen primer paso. Me hubiese gustado que la Justicia se hubiera puesto los pantalones», remarcó.
    «Es un largo recorrido. Vamos a ir a Casación», indicó.
    De todos modos, el abogado reconoció que los padres de Fernando, Silvino Báez y Graciela Sosa, «están conformes«.
    «Nosotros, desde la técnica, queremos ir por un poco más», agregó.

    Seguí Informado

    Novedades Zonales

    Notas más comentadas