8.4 C
Buenos Aires
martes, mayo 28, 2024

Periodista escobarense vivió la inseguridad en carne propia

Mas Leídos

ROBO A MANO ARMADA – Quienes trabajamos en comunicación, estamos acostumbrados a escribir/difundir las noticias, no a ser los protagonistas. Lamentablemente, este es el caso de un periodista local, quien sufrió el robo de su automóvil, un Volkswagen Gol Trend gris (PFO 800), a punta de un arma de fuego en la puerta de su vivienda.

Todo comenzó en horas de la noche del lunes, cuando García y su familia arribaron a su domicilio en Maschwitz. Su esposa e hija ya habían ingresado a la vivienda cuando el periodista divisó a dos hombres con cascos que circulaban en una motocross y despertaron sus sospechas, por lo que no bajó del rodado aún con el portón de ingreso abierto.

Rápidamente los individuos lo rodearon y uno de ellos armado lo instigó a que se baje del vehículo. La alarma activada desde el interior de la vivienda por su esposa, quien por la ventana pudo ver la secuencia delictiva, hizo que los malvivientes se apuraran y decidieran huir con el automóvil.

«Dale que viene la policía», le gritó el que permaneció en la moto al que ya estaba en el interior del VW Gol Trend, por lo que huyeron aceleradamente hacia Panamericana.

La víctima radicó la denuncia correspondiente y, mediante cámaras, pudo conocer que los ladrones huyeron por Panamericana con sentido hacia CABA.

«Agradezco a quienes se preocuparon, sin dar nombres propios. Pero no pienso agradecer por estar vivo. Me rehúso a agradecer que un hijo de puta no disparó. Me rehúso a pensar que merecen una segunda oportunidad. Me niego a poner la otra mejilla», expresó el dueño del auto. «Les deseo lo peor a los culpables. Y a los culpables pasivos también», añadió.

Intento de estafa

Pero la historia no terminó allí, intentaron con él una nueva modalidad de estafa, que consistió en enviarle un mensaje privado a su red social: «Hola buenas tardes, me podrías pasar un número de teléfono para comunicarme con usted. Es para pasarle datos precisos sobre su coche», indicaba una mujer en Facebook.

El periodista, quien ya había sido alertado por una víctima de robo ocurrido semanas atrás, por el mismo medio dos personas le escribieron al dueño de la moto robada para decirle que les transfiera dinero a cambio de data.

Los cultores del «hacer plata sin trabajar» idearon esta metodología de defraudación sin tener en cuenta (o si) que la persona robada está pasando un momento de nervios, angustia, presentar papeles, lidiar con la compañía aseguradora y otros tantos trastornos, por lo que es fácilmente vulnerable a caer en este tipo de trampas.

En el caso del periodista, se trató de dos personas con acento paraguayo, quienes le pedían dinero para que ellos le pasen una información, la que seguramente es inexistente.

Para tener en cuenta.

Seguí Informado

Novedades Zonales

Notas más comentadas