21.1 C
Buenos Aires
lunes, octubre 18, 2021

“No esperábamos esto, es como Disney World”

Mas Leídos

Roberto Núñez, el presidente de la Fundación 911, expresó su satisfacción de estar un año más en el entrenamiento realizado en la ciudad de Garín, que año a año ve progresar en calidad y en cantidad de asistentes.

Este domingo terminó el 13º Curso Internacional de Bomberos en el Centro de Entrenamiento de la Ciudad de Garín, en el que integrantes de distintas provincias y de Colombia, Chile, Brasil y Uruguay intercambiaron conocimientos y se capacitaron con instructores de la Fundación 911 de Estados Unidos, y capacitadores de Garín y de Campana.

Las prácticas que se llevaron a cabo durante los días 15, 16 y 17 de noviembre constaron de escenarios que ponían en simulación algunas de las situaciones que los bomberos se enfrentan a lo largo de su carrera. Uno de los más aprovechados fue la “Casa de Humo”, un conteiner a oscuras en el cual los practicantes ingresaban con una línea cargada de agua (lo que fuera del ambiente se le llama manguera), para atacar el fuego que los instructores prendían en el interior, a medida que los bomberos ingresaban en tandas de a dos. De esta manera, se enfrentaban a temperatura, humo y fuego. Esto permitía que practiquen una técnica llamada “3D”, la cual se utiliza para bajar la temperatura de los gases presentes que expide el material prendido fuego que está en combustión. “Me gustaría saber si en la tercera jornada van a preparar la Casa de Humo, porque yo ya pasé, pero quiero ingresar de nuevo”, expresó un bombero al inicio de la última jornada cuando preguntó sobre el cronograma. Esta posta también habilitaba el ejercicio con el equipo de respiración autónoma, que consta de una mochila con un tubo de aire para que los servidores públicos puedan respirar en espacios en donde el aire tiene componentes tóxicos y escasea el oxígeno.

En otra de las postas, los bomberos ingresaban al “Espacio Confinado”, un conteiner preparado hace ya varios años por los bomberos de la institución anfitriona, para entrenar el ingreso a espacios reducidos. Allí los practicantes entraban con su ropa de protección, además del equipo de respiración, y se enfrentaban a realizar un camino estrecho donde tenían que ir tanteando a oscuras y escuchando la guía del instructor. Sumado a esto, escuchaban una reproducción de sonido de gritos, con el fin de prepararlos psicológicamente para una posible situación de emergencia.

En cuánto a las charlas teóricas, recibieron instrucción en trauma y rescate vehicular. En estas vieron distintos tipos de maquinarias que sirven cuando en un choque la víctima queda atrapada entre las partes de su auto. Además, otro tipo de rescate que pudieron entrenar fue el que los Bomberos de Campana instruyeron en una de las postas. La Brigada de Cuerdas que tiene esa localidad enseñó sobre el rescate en altura y en pozos. De esta manera, los presentes primero practicaban distintos tipos de nudos, y luego se ponían todo el equipo de esta disciplina para practicar distintas situaciones de rescate.

Luego de la extensa jornada de tres días, se realizó un acto de cierre alrededor de las 17hs del día domingo. En este se hizo la entrega de certificados para cada bombero, y hubo un intercambio de presentes entre cuarteles. Además, las autoridades hablaron para los asistentes, quienes los escucharon con caras de mucho cansancio junto con satisfacción por el entrenamiento realizado. Roberto Núñez, el presidente de la Fundación 911 de Estados Unidos dijo para todos: “es un gran honor para la fundación estar aquí con ustedes. Si uno se sienta a ver dónde comenzamos nosotros trece años atrás cuando iniciamos este entrenamiento, a donde estamos ahora, con la cadena de ayuda como dijo el doctor Stephan Hittman, nos damos cuenta que no esperábamos esto. Es una maravilla, es como Disney World, todos allí preparados para entrenar”. A él le asombraba la organización y la cantidad de bomberos haciendo fila en cada posta, y cómo los jóvenes cadetes los esperaban con un vaso de agua al salir de cada ejercicio.

A continuación de las palabras de Núñez, habló Stan Avilés, el vicepresidente de la misma entidad, y Adrián Peralta, Jefe de Cuerpo de Bomberos Garín y representante de la Fundación 911 en Argentina. Por último, el presidente de la Comisión Directiva de la institución garinense expresó su mayor deseo para todos: “deseo de corazón que vuelvan tranquilos a sus hogares, porque la vuelta es muy importante. Cuiden sus vidas, y compartan todo lo que aprendieron. Los esperamos el año que viene”.

spot_img

Seguí Informado

spot_img

Novedades Zonales

Nuestros Contrastes

Notas más comentadas