23.5 C
Buenos Aires
lunes, febrero 26, 2024

Murió Tula, el hincha más famoso de la Selección y del bombo peronista

Mas Leídos

(NA) – Carlos Pascual, conocido como “El Tula” y emblemático hincha de la Selección argentina , falleció ayer a los 83 años, luego de permanecer internado en un centro de salud en coma inducido.
El Tula”, se hizo famoso por el acompañamiento que le brindó a la Selección nacional en las distintas competencias nacionales e internacionales que jugó. Además, su pico máximo lo logró el año pasado, cuando recibió el premio The Best de la FIFA a “mejor hinchada” en representación de todos los argentinos tras el Mundial de Qatar 2022.
Se encontraba internado en estado delicado, en coma inducido, según informó su familia mediante las redes sociales hace algunos días, en donde pidieron una cadena de oración por su salud.
“El hombre del bombo”, como fue conocido mundialmente, había sido intervenido quirúrgicamente el miércoles 31 de enero en el sanatorio Mitre de la ciudad de Buenos Aires, por complicaciones derivadas de una dura enfermedad contra la que luchaba hace varios años.
Nació en Rosario, pero recorrió Argentina y el mundo acompañando a la Selección nacional de forma ininterrumpida desde el Mundial de Alemania 1974 hasta el último en Qatar 2022, entre medio de la máxima cita, también dio presente en las Copas Américas.
Su peregrinación junto a la Albiceleste terminó con la coronación en los premios The Best, a fines de febrero de 2023, en la que recibió el premio “a la mejor hinchada” en representación de todos los argentinos en tierras qatarís.
En aquella jornada histórica para el deporte nacional, ya que Lionel Messi, Emiliano “Dibu” Martínez y Lionel Scaloni junto a Tula, arrasaron con todos los premios en los que compitieron, el protagonista de esta historia subió al escenario con toda la liturgia a cuestas: camiseta de la Selección, cadenas, cruz, gorra piluso y bombo con imágenes del papa Francisco y Eva Perón.
“Como argentino estoy muy contento porque nos llevamos todos los premios. El Dibu, Scaloni, Messi. Ahora yo como hincha estoy muy contento porque soy el primer bombo: Alemania 1974. Desde ese día histórico para acá estuve en todos los Mundiales y Copas Américas”, dijo aquel día, tras recibir el premio The Best de la FIFA.
“A esta altura, a los 82 años, estuve en todos lados. Soy pobre, pero viajé por todo el mundo. Soy un hincha más que vengo a representar a los miles de argentinos que estuvimos alentando a nuestra querida Selección y a los millones que festejaron el triunfo. Argentina estaba triste y nos dieron una alegría inmensa”, remarcó.
Pascual,
también destacado por su amor y fanatismo por Rosario Central, una pasión de herencia paterna.
Desde chico vivió en el barrio donde se emplaza el club con el estadio Gigante de Arroyito. Su hijo, hace un tiempo contó que su padre comenzó a tocar el bombo en las tribunas por mera casualidad.
Vivía a tres cuadras de la cancha. Y un día simplemente notó que en la hinchada había una persona que había dejado de tocar el bombo. Entonces se ofreció voluntariamente porque le llamaba mucho la atención y se lo entregaron. Y es por eso que hoy es ‘el Tula y su bombo’”, explicó en una entrevista.

“Tula”: la historia del bombo más famoso del peronismo

Tras su fallecimiento, el legendario hincha futbolero Carlos “Tula” Pascual dejó una historia de fervor por la Selección Argentina que lo llevó a recorrer el mundo acompañado del famoso bombo que le regaló el ex presidente Juan Domingo Perón.
Pascual se consideró a lo largo de su vida un peronista originario. “Me hice peronista por la hinchada de Central que cantaba la marcha en la cancha”, había contado en una entrevista reciente, donde vinculó su locura por el canalla con su militancia justicialista.
La relación del mítico militante político con el Partido Justicialista (PJ) atravesó gran parte de su historia, pero uno de los acontecimientos más recordados fue cuando, en 1971, “Tula” le regaló un bombo al expresidente Perón, quién luego le devolvió la cortesía y le obsequió otro instrumento similar.
Me tomé el metro y me bajé en Puerta de Hierro con el bombo. A Perón lo custodiaba la guardia del mismísimo (Francisco) Franco. Vino la guardia y me pregunta qué hacia. ‘Vengo a regalarle el bombo a Perón en el día de la Lealtad’. Los gallegos no entendían nada. En esa época no había bombo, no había nada. Franco era bravo, no había joda”, recordó Tula en otro reportaje.
Con relación a la misma anécdota, el reconocido referente peronista, agrego: “Entonces abren el portón eléctrico y aparece el ‘Brujo’ López Rega. Yo no lo conocía pero él me conocía a mí. ‘Pase hijo’, me dice. ¿Quién me estaba esperando? Perón y Rucci. Cuando lo vi a Perón me quedé boludo, se me aflojaron las piernas y quedé como taradito”.

Seguí Informado

spot_img

Novedades Zonales

Nuestros Contrastes

Notas más comentadas