22.9 C
Buenos Aires
domingo, noviembre 28, 2021

“Le puse Antonio en homenaje a él”

Mas Leídos

DEVOCIÓN POR EL GAUCHITO GIL – En Villa Rosa, creyentes de localidades aledañas y del distrito se reunieron para ofrendarlo.

Ayer se conmemoró como cada 8 de enero el día del gaucho Antonio Plutarco Cruz Mamerto Gil Nuñez, la figura que condensa fieles por a lo largo de todo el país. Si bien el gran rito se produce en Mercedes, provincia de Corrientes, lugar donde fue enterrado, en distintos puntos hay espacio para esta jornada de pedido y agradecimiento. En el caso local, el lugar que convocó a numerosos devotos fue Ruta 25 y las vías del ferrocarril, en el barrio de Villa Rosa.

Grupo El Diario acompañó en este día a la larga fila de creyentes que se abrían paso entre los vallados de banderas rojas, que ellos mismos llevaron a manera de ofrenda, junto con velas rojas y cintas del mismo color. Entre ellos, una mujer que viajó desde José C. Paz contó que hace nueve años es devota. Seguido a esto señaló a su hijo, de esa edad, y explicó que él había sido su deseo. “Le puse Antonio en homenaje a él”, expresó.

Con mucha emoción en la voz, un hombre se acercó a decir “venimos a dejar una foto del gauchito, que me salvó la camioneta. La policía me lo estaba sacando, y él me lo salvó”. Así de variados son los agradecimientos, porque también los creyentes depositan su fe ante situaciones de salud. Debido a un accidente laboral, otro hombre tenía un gran dolor de cintura. Según cuenta el médico le había dicho que a los 50 años iba a quedar mal de esa zona del cuerpo. “Hice una promesa con un tatuaje, y hasta ahora estoy muy bien”, explicó el fiel,  quien lo comenzó a ser su fanático, como él mismo se describe, por voluntad personal: “En mi familia nadie seguía al gauchito”.

Otros de los casos si son transmitidos a través de la familia, como fue el caso de una señora que contó que llegó a él por escuchar su historia en la radio, y además porque sus consuegros son muy devotos, y a partir de eso fue conociendo todo lo relacionado a esta figura. “Desde que voy el siempre está conmigo. Siempre me cumplió lo que pedi, la salud de mis hijos, de mi familia”.

Como todos los saberes populares y las historias que rodean a las figuras míticas, las versiones sobre la leyenda alrededor del Gaucho Gil son muy vastas. Pero sólo aquel que tiene el culto sabe realmente, más que lo que sucedió de manera fáctica, lo que significa para él o ella, y la fe que pone en él. Y así lo define la señora devota: “Para mí él es muy sagrado”.

spot_img

Seguí Informado

spot_img

Novedades Zonales

Nuestros Contrastes

Notas más comentadas