13.1 C
Buenos Aires
domingo, junio 23, 2024
More

    Hoy es el Día Mundial de la Diabetes: el impacto en la fertilidad femenina y cómo se puede revertir

    Mas Leídos

    La fertilidad femenina se ve afectada por la diabetes en diversas formas pero si la persona trata la enfermedad -ya sea con cambios de hábitos o medicación- y logra mantener niveles normales de glucosa esas alteraciones se normalizan, explicaron especialistas en relación al Día Mundial de esta patología que se conmemora este martes y que afecta a una de cada 10 adultas y adultos.

    «Cuando hablamos de diabetes tenemos que diferenciar dos tipos: la tipo 1, que es la que principalmente se diagnostica en la infancia y tiene que ver con un problema del páncreas que no produce insulina; y la tipo 2, que históricamente se diagnosticaba a edades más avanzadas y en donde, a pesar de que hay insulina ésta no puede actuar correctamente», explicó a Télam la investigadora Dalhia Abramovich, del Laboratorio de Estudios de la Fisiopatología del Ovario del Instituto de Biología y Medicina Experimental (Ibyme).

    Abramovich señaló que «en los últimos años se ha visto que la diabetes tipo 2 se diagnostica a edades cada vez más tempranas, entonces se empieza a solapar con edades reproductivas» y advirtió que «en ambos tipos de pacientes (con diabetes tipo 1 y tipo 2) se ve afectada la fertilidad».

    Respecto a como es ese impacto en la fertilidad femenina, Abramovich describió que «lo que se observa son alteraciones en el ciclo menstrual (por ejemplo, las mujeres tienen ciclos más largos), y una fertilidad disminuida; esto no quiere decir que no puedan quedar embarazadas, sino que les puede costar un poco más».

    «Incluso cuando quedan embarazadas se ve una mayor prevalencia de complicaciones en el embarazo; pero todo es prevenible», aclaró.

    La científica explicó que los mecanismos por los cuales se produce esta alteración en la fertilidad no se conocen del todo y «esto se debe a que por lo general la diabetes no se presenta sola sino junto a otras patologías como, por ejemplo, obesidad, hipertensión, colesterol elevado, etc.; entonces es muy difícil aislar la diabetes y evaluar su impacto solo».

    «Sin embargo -sostuvo- las alteraciones se ven a todo nivel; por ejemplo, a nivel de los ovarios, les cuesta que sus óvulos maduren correctamente y altera la síntesis de las hormonas que produce (estradiol y progesterona); pero, además, también se vieron afectadas las hormonas que controlan el ovario que son las sintetizadas por otras glándulas como la hipófisis y el hipotálamo».

    La investigación

    En 2023 Abramovich junto a la investigadora Candela Velazquez y el resto del equipo del laboratorio publicaron el trabajo «Efectos beneficiosos de la meformina sobre la fertilidad femenina de ratones después de una dieta rica en grasas» en la revista Endocrinología Molecular y Celular.

    «Trabajamos con ratones hembras a las que le dimos una dieta alta en grasas y con el tiempo desarrollaron glucosa alta en sangre, sobrepeso y colesterol elevado y observamos que tenían problemas en su fertilidad», describió.

    Y explicó que entre los problemas observados encontraron que «tardaron más tiempo que el promedio en quedar preñadas, tuvieron menor número de crías, problemas en la ovulación, problemas en el desarrollo de los vasos sanguíneos en el ovario (que son importantes para nutrir el óvulo) y también tuvieron problemas en la síntesis de hormonas».

    «Lo que vimos fue que al suministrarle una droga que se utiliza mucho en la diabetes que es la metformina, las alteraciones en la reproducción que observamos mejoraban mucho», agregó.

    El impacto en la fertilidad

    En coincidencia con lo que se describe en investigación, la endocrinóloga Carla Musso advirtió que en la clínica (atención a pacientes) se observa que «la diabetes tiene un impacto en la fertilidad porque la insulinorresistencia genera poliquistosis ovárica, o síndrome de ovario poliquístico, y esto hace que disminuya notablemente la posibilidad de quedar embarazada».

    «La buena noticia es que esta condición es totalmente manejable con medicación disminuyendo la insulinorresistencia para que la mujer recupere la fertilidad», señaló la especialista, quien es coordinadora del área de diabetes de la Fundación Favaloro y endocrinóloga del Hospital César Milstein.

    Musso indicó que, entonces, «las mujeres que tienen diabetes deben tener los niveles de glucemia controlados para buscar un embarazo porque tener un parámetro (que es la hemoglobina glicosilada alta) puede llevar a problemas y malformaciones en el bebé».

    En la experiencia de Musso, la adherencia al tratamiento para la diabetes, y en general para cualquier enfermedad, mejora cuando se busca un embarazo por la importancia que tiene ese objetivo para las personas.

    En los último años, se comprobó que la cirugía bariátrica tiene un impacto sobre diferentes factores, más allá de la pérdida de peso, entre ellos la diabetes.

    «Lo que se ha visto es que después de esta cirugía aumenta la fertilidad notablemente y por eso les pedimos que tengan un cuidado importante para no embarazarse los primeros 18 meses porque es un período de mucho descenso de peso y eso no es bueno para el bebé. Lo ideal es buscar el embarazo cuando el peso se estabiliza que es alrededor del año y medio», contó.

    Diabetes gestacional

    «Se trata de una alteración metabólica usual, incluso en embarazos de previamente mujeres sanas. Es muy importante hacer el diagnóstico a tiempo y tratarlo, para que la mujer y el bebé puedan tener la mejor evolución. No hay que tener miedo», destacó la doctora Carolina Gómez Martin miembro del Comité de Embarazo de la Sociedad Argentina de Diabetes.

    La diabetes gestacional se asocia a complicaciones materno-fetales como recién nacidos de más de cuatro kilos, parto prematuro, hipoglucemia en el recién nacido, cesárea, mayor riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular en la madre, y riesgo de obesidad, diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular en la descendencia.

    «El tratamiento se basa en un plan de alimentación adecuado, actividad física y un aumento de peso controlado. En el 80% de los casos las embarazadas alcanzan los objetivos con cambios en el estilo de vida y en el 20% restante es necesario el uso de insulina; los medicamentos orales no están autorizados en el embarazo», describió Gómez Martin.

    A modo de conclusión, Abramovich destacó que «lo principal es que las mujeres sepan que si tienen diabetes pueden tener algún problema en su fertilidad y, es decir, que si les cuesta quedar embarazada puedan asociarlo».

    Y añadió que «para mejorar su función reproductiva es necesario ‘tratar’ la diabetes; y esto no sólo se hace con medicación, también contempla tener una dieta saludable, hacer ejercicios y mantener los niveles glucosa en valores normales; es decir que tratando la diabetes va a mejorar la fertilidad, como sucede con todas las otras complicaciones que trae la enfermedad».

    Seguí Informado

    Novedades Zonales

    Notas más comentadas