7.5 C
Buenos Aires
lunes, mayo 27, 2024

Hallaron muerto a un jubilado en un country y se investigan las causas

Mas Leídos

Ocurrió en La Delfina. Tenía 71 años. Se creyó que había sufrido un infarto, pero la autopsia reveló que tenia varias lesiones en la zona del cuello.

Un jubilado fue hallado muerto en el interior de su casa ubicada en el barrio cerrado La Delfina, en localidad de Presidente Derqui. Según los investigadores creen que podría haber sido estrangulado.

Voceros policíales afirmaron que la víctima fue identificada como Roberto Eduardo Wolfenson Band, de 71 años. Todo se conoció cuando los efectivos del Comando de Patrulla de Pilar recibieron un alerta a del 911 por una persona fallecida en el interior del barrio privado La Delfina, ubicado al 1300 de la Avenida Presidente Perón -exruta Ruta Provincial 234-, principal acceso a la localidad derquina.

Según los trascendidos, al llegar al predio los efectivos fueron informados por un vigilador del emprendimiento privado, quien dijo que acudió al domicilio de Wolfenson Band (vivía en el lote N° 397) y que, al no responder a los llamados, ingresó a la casa junto a un vecino, oportunidad en que observaron el cadáver del hombre tendido boca arriba y al lado de una cama.

Peritos de la Policía Científica revisaron el cuerpo sin vida y comprobaron que tenía algunos hematomas en el rostro. Inicialmente se creía que el hombre había fallecido por un paro cardíaco y que había padecido las lesiones por una caída, pero la autopsia reveló que tenia varias lesiones en la zona del cuello, que serian compatibles con un estrangulamiento.

El hecho fue caratulado como “Averiguación de causales de muerte” y el fiscal Andrés Quintana -a cargo momentáneamente de la UFI N° 3 de Pilar- decidió convocar al personal de la “División Casos Especiales” para inspeccionar la vivienda en la que fue hallado el cadáver del septuagenario.

Al analizar las imágenes captadas por cámaras de vigilancia del country, los policias de la comisaría Pilar 2° -Presidente Derqui – certificaron que al lugar no ingresaron ladrones y que las últimas personas que entraron y salieron del domicilio de Wolfenson Band fueron una empleada doméstica y un profesor de piano. Además, se comprobó que las aberturas no habían sido violentadas y que no faltaban objetos de valor en la residencia.

Seguí Informado

Novedades Zonales

Notas más comentadas