22.1 C
Buenos Aires
viernes, octubre 7, 2022

El barrio Amancay, estaría severamente castigado por graves problemas

Mas Leídos

EN MAQUINISTA SAVIO – Tras una investigación realizada por la Dra. en Biología, Natalia Gomiz, llevó adelante un proyecto que consiste en la instalación de una planta de tratamiento de efluentes líquidos y residuos sólidos en el polo ambiental ubicado en Maquinista Savio.

Sin embargo, el proyecto generará gravísimos perjuicios contra la salud y calidad de vida de los vecinos, afectando derechos humanos fundamentales.

La empresa Landfarming Escobar, de los empresarios Héctor A. Chechic, Jorge E. Cociancich y Francisco J. Rey pretenden establecer la planta en el barrio Amancay.

Por dichos motivos, los vecinos de dicho barrio, junto a organizaciones sociales y medioambientales comenzaron a difundir una juntada de firmas en contra del proyecto.

Además, convocan a compartir y a manifestarse en contra del proyecto. Ya que la audiencia pública se realizó el 30 de diciembre, prácticamente sin previo aviso y entre las fiestas.

El Barrio Amancay, es un barrio popular que ya está severamente castigado por otros graves problemas ambientales: dos grandes basurales a cielo abierto, una planta depuradora cloacal que recibe unos 100 camiones atmosféricos diarios, un arroyo altamente contaminado, y agua de las napas tan contaminadas que producen hasta afecciones en la piel por contacto. A esto se agregarían los olores, el polvo, el potencial infeccioso, roedores, y el intenso tránsito de unos 500 camiones diarios cargados con estos residuos por las calles de este barrio.

“Lo que ocurre en Escobar es en pequeña escala lo que ocurre en nuestra sociedad, las zonas de sacrificio representan una muestra más del fracaso del capitalismo, que es la base económica y cultural de nuestra sociedad. Las decisiones de que una zona pueda ser tomada como basurero, descartada de todo tipo de protección ambiental son tomadas por los gobiernos sin consultar a las personas involucradas, -o con consultas “truchas”- e implican costos irreparables en términos sociales y del medio ambiente”, aseguró.

“Las zonas de sacrificio también surgen bajo la idea que hay lugares para conservar y zonas donde es lícito destruir por un bien económico mayor. El hecho de que existan zonas de sacrificio, lugares en donde se extraen recursos naturales sin medida, o de concentración masiva de contaminantes y desechos tóxicos, afectan a las poblaciones locales, precarizando su salud, el medio ambiente y la cultura local”, sentenció.

spot_img

Seguí Informado

spot_img

Novedades Zonales

Nuestros Contrastes

Notas más comentadas