18.4 C
Buenos Aires
sábado, abril 13, 2024

El año del Dragón de Madera fue celebrado por una multitud en Belén de Escobar

Mas Leídos

“Es un gran placer celebrar un nuevo Año Chino aquí en el partido de Escobar, compartirlo con todas sus autoridades. El ambiente que hay es festivo, estamos todos celebrando festejando. Siempre la posibilidad de pasarla bien es una bendición y pasarla bien es el sentido que tiene la vida. Por eso nosotros fomentamos estas actividades culturales, agradecemos a la colectividad china del partido de Escobar por predisponerse, a organizar, por ser multiculturales, por celebrar y aprender de todas las culturas. La peatonal está llena de gente pasándola bien, de gente feliz, de gente disfrutando y también movilizando la actividad económica. Tenés un montón de puestos que están vendiendo, un montón de gente que está comprando a mejores precios y también todos los comercios de cercanía el kiosco que está acá, la pizzería de la vuelta, el bar. Por lo tanto todo el mundo celebra, la pasa bien. Compartí, conviví, te encontrás con amigos y disfrutás de Escobar que todos los días te da una oportunidad más para disfrutar de este gran distrito“, esas fueron las palabras del intendente Ariel Sujarchuk al recorrer el festival de Año Nuevo de la cultura oriental que se llevó adelante en la peatonal Yrigoyen, en Belén de Escobar.

Realmente una multitud fue partícipe de las celebraciones por el inicio del año del Dragón de Madera organizadas por la comunidad taiwanesa y la Municipalidad de Escobar, consolidando año a año el gran festival que ya se ha transformado en un clásico en nuestro distrito.

Dialogamos También con Francisco Hsieh quien contó que “este es el Año del Dragón, entonces justamente celebramos más todavía. Deseamos buena suerte, buen augurio, de parte del dragón. Necesitamos esa buena energía para salir de todo ese problema que estamos atravesando“.

Por su parte, la presidente de la Fundación Con Men (Confusio y Mencio), Cecilia Chiu, manifestó: “El dragón para nosotros los orientales significa el poder, la nobleza, el buen augurio. Significa todo lo positivo para nosotros. Además este año es el año del Dragón de Madera. Madera significa vitalidad, significa crecimiento. Entonces vemos que es el año del dragón de mucho crecimiento, de mucha transformación para los vecinos de Escobar y de toda la Argentina“, anunció.

La Fundación Con Men y la Asociación Civil de Estudios sobre las enseñanzas de Confucio y Mencio (A.E.C.M.) trajeron para el distrito un obsequio muy importante y significativo, “han hecho un regalo al Municipio, yo lo recibí en representación, divino de un trabajo artesanal espectacular implantado en una vitrina. Me pareció que con todos los obsequios que recibe el municipio de artistas, esto que es una obra de arte, esté también en la entrada del municipio para aquellos que entran al palacio municipal puedan saber que está la colectividad china aquí en Escobar que nos regaló este dragón, que no es un dragón es un personaje mitológico que en chino se llama Long. Es para ponerle nombre porque es como nuestra mascota china, elegir cuatro o cinco nombres en chino que se identifiquen y que la genta pueda votar y participar de este gran obsequio que tiene una carga enorme de afecto y valor emotivo“, concluyó el intendente Sujarchuk.

Además de los distintos stand gastronómicos con comida autóctona, shows artísticos, exhibiciones de taiko, origami, Kung fu y música en vivo.

El broche de oro fue “La Danza del Dragón“, una de las mayores manifestaciones culturales orientales y una de las actividades más emblemáticas durante las celebraciones del Año Nuevo. Los danzantes recorrieron la peatonal Yrigoyen para brindar al público los mejores bailes que, se cree, traen fortuna, prosperidad y abundancia a todos.

Fue precedido por el ritmo del tambor que abría el camino del dragón, que hizo su llegada con su impactante cabeza y su largo cuerpo de color dorado y rojo. Los encargado de realizar este espectáculo tan único y especial manipulaban con gran fuerza la figura, representando de la mejor forma los movimientos de este animal mitológico.

Se cree que realizar la danza del dragón ahuyenta a los espíritus malignos y toda la mala suerte asociada a ellos, y trae buena suerte y riqueza. Es por eso que esta actividad es muy popular durante el Año Nuevo Chino, así como en otras ocasiones auspiciosas como bodas y otras festividades.

El dragón es una criatura mitológica, símbolo en muchos países orientales que comparten los significados espirituales. La apariencia física del dragón consiste en una combinación de un total de nueve animales. Así, tiene cuernos de arce, ojos de langosta, morro de buey, nariz de perro, melena de león, cola de serpiente, garras de águila y escamas de pez. Sus colores son muy llamativos, primando el rojo y el amarillo.

Su significado espiritual está relacionado con las fuerzas de la naturaleza y el universo, con el tiempo como propiciador de la lluvia y el agua en general, y con la protección de los hogares y templos y personas que lo veneren.

Su origen

Antiguamente existía una danza que formaba parte de un rito religioso que celebraba el despertar de la tierra, cuando las comunidades se preparaban para la siembra. Cuenta la leyenda que el dragón dormía bajo tierra durante todo el invierno y que despertaba con las primeras lluvias primaverales, augurando fertilidad para la cosecha. La danza la ejecutaba una procesión de bailarines, donde cada uno de ellos llevaba un farol en el extremo de un palo. El más alto representaba la cabeza, los demás eran las vértebras y el más pequeño la cola. La marcha ordenada y fluida de los bailarines subiendo y bajando los faroles recordaba la figura de un dragón que avanzaba sinuoso en la oscuridad de la noche.

La tradición popular de esta danza se ha perpetuado hasta nuestros tiempos. En la actualidad la danza del dragón se ejecuta con nueve danzarines. Con astas, el primer bailarín sujeta la cabeza fabricada con papel maché, mientras el resto de los danzantes sujetan cada una de las siete vértebras de bambú y la punta de la cola. Todo el conjunto formado por cabeza, vértebras y cola está unido mediante una larga tela estampada con escamas. Los danzarines, ataviados con vistosos trajes de seda, dan vida al dragón moviéndolo con suavidad y fluidez. Suben y bajan las astas y se coordinan para ralentizar el paso, enroscarse y formar espirales.

Celebraciones por el Año Nuevo

La Fiesta de la Primavera, o Año Nuevo Lunar, significa el comienzo de la temporada agrícola. Existe un profundo vínculo histórico entre los rituales y la agricultura en la cultura china, que puede relacionarse con el enfoque naturalista de la espiritualidad. El término 天 (Tiān) es un buen ejemplo de ello, con definiciones que van desde “día” a “estación“, pasando por “Dios” y “Cielo“. Aunque a un occidental le pueda parecer un abanico muy amplio, es coherente con una filosofía que vincula lo sobrenatural al mundo natural.

La festividad del Año Nuevo se basa en el calendario lunar, por tanto, varía cada año en el calendario gregoriano. En 2024, la celebración del Año Nuevo comenzó el sábado 10 de febrero y se prolongó hasta la Fiesta de los Faroles, el 24 de febrero. Este año la fecha representa el año 4722 en el calendario asiático.

Aunque se asocia principalmente a la etnia mayoritaria Han en China, también la celebran 29 de los 55 grupos étnicos minoritarios del país, así como muchas otras naciones de Asia Oriental, con días festivos en China, Hong Kong, Macao, Taiwán, Singapur, Malasia, Corea del Norte, Corea del Sur, Filipinas, Indonesia, Vietnam y Brunei.

Entrevista completa:

Seguí Informado

Novedades Zonales

Notas más comentadas