11.4 C
Buenos Aires
domingo, julio 14, 2024
More

    Día de la Independencia: Milei y Villarruel desfilaron en un tanque militar por avenida Del Libertador

    Mas Leídos

    VOLVIERON LOS DESFILES – El desfile militar en celebración por el Día de la Independencia fue encabezado por Veteranos de la Guerra de Malvinas. El presidente Javier Milei y la vicepresidente Victoria Villarruel se sumaron de forma activa, subiéndose a un tanque militar que formó parte de la presentación.

    El presidente Javier Milei y la vicepresidenta Victoria Villarruel se subieron arriba del moderno tanque de guerra y recorrieron un breve tramo por la avenida del Libertador ante una nutrida concurrencia ciudadana.

    La semana pasada, el ministro de Defensa, Luis Petri, supervisó la línea de producción e integración de sus componentes en el Batallón de Arsenales 602 «Coronel Ángel Monasterio», en Boulogne Sur Mer.

    Este equipamiento será destinado al Regimiento de Caballería de Tanques 8 ubicado en Magdalena, Buenos Aires. En esa visita, Petri fue acompañado por los jefes del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.

    Desfile

    A pesar del frío y del feriado, miles de mujeres, hombres y niños se acercaron a presenciar a más de 7.000 efectivos que marcharon cuatro kilómetros y medio en más de dos horas. A diferencia del encuentro en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires que contó con escasa convocatoria, desde distintos barrios de la ciudad y la provincia se acercaron a dar el presente en un nuevo desfile de las Fuerzas Armadas, a cinco años del último que se realizó bajo la presidencia de Mauricio Macri.

    El recorrido fue sobre la Av. del Libertador: comenzó a la altura del Museo de Bellas Artes y culminó en las inmediaciones de la estación de trenes Lisandro de la Torre y hubo un operativo de seguridad con más de 7.000 efectivos.

    En el palco principal, puesto a una cuadra del inicio del desfile, en Libertador y Austria, se ubicó el Presidente acompañado, a su izquierda por la vicepresidenta Victoria Villarruel; la secretaria de Presidencia, Karina Milei; el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem; el ministro de Justicia, Mariano Cuneo Libarona; la canciller y titular del Ministerio de Relaciones Exteriores, Diana Mondino y el ‘nuevo’ ministro de Desregulación y Transformación del Estado, Federico Sturzenegger.

    A su derecha, estuvo el jefe de Gobierno de la Ciudad, Jorge Macri, y su esposa Belén Ludueña; el jefe de gabinete Guillermo Francos, el ministro de Defensa, Luis Petri y sus pares de Economía y Seguridad, Luis ‘Toto’ Caputo y Patricia Bullrich, respectivamente.

    Detrás, en la segunda fila del palco, asistieron Lule Menem, el vocero presidencial, Manuel Adorni; el secretario Legal y Técnico, Javier Herrera Bravo; el vicejefe de Gabinete del Interior, Lisandro Catalán; el director de YPF, José Rolandi; el secretario de Comunicación y Prensa, Eduardo Serenellini y los diputados libertarios, José Luis Espert y Lilia Lemoine.

    Durante el desfile, una delegación de excombatientes de Malvinas interrumpió su marcha para acercarle algunos regalos al presidente y a la vicepresidenta que aplaudían desde el palco central. Les hicieron entrega de banderas, que fueron desplegadas sobre la baranda del corralito presidencial, gorros y un mensaje inmortalizado en una carta.

    La vicepresidente Victoria Villarruel, se emocionó hasta las lágrimas al recibir una bandera de parte de ex combatientes.

    Con el paso de los minutos, el frío comenzó a hacerse sentir en el palco oficial al que no le da el sol. Inmediatamente, llegaron tazas de café y churros para todos los invitados. Milei y Jorge Macri aprovecharon para brindar.

    Tedeum: La Iglesia reclamó no “lavarse la manos”

    El arzobispo de Buenos Aires, Jorge Ignacio García Cuerva, encabezó el Tedeum en la catedral metropolitana y envió un fuerte mensaje social ante la mirada del presidente Javier Milei y todos sus ministros.

    «Nadie se puede lavar las manos ante la situación social que estamos viviendo», enfatizó el prelado, que comenzó su discurso haciendo referencia a los «hermanos paralizados hace años en su esperanza» y los que están «atravesados por el hambre la soledad».

    “Una justicia largamente esperada tantos argentinos tendidos, sobre una manta en el frío de las veredas de las grandes ciudades del país, postrados a consecuencia de la falta de solidaridad y el egoísmo. En definitiva, tenemos una Argentina que nos duele hace mucho, que se dice independiente hace 208 años pero que aún hoy sufre las cadenas de diversas esclavitudes, que no nos dejan caminar como pueblo hacia un desarrollo pleno y una mejor calidad de vida para todos”, sostuvo.

    Seguí Informado

    Novedades Zonales

    Notas más comentadas