9.1 C
Buenos Aires
sábado, mayo 25, 2024

Detuvieron a 10 policías por el crimen de una mujer trans en una comisaría de Pilar

Mas Leídos

OCURRIÓ EN 2023 – Están involucrados en el homicidio de Sofía Fernández, que fue hallada sin vida en abril del año pasado en una celda de la comisaría 5ta. de Pilar. Fue brutalmente golpeada, murió por asfixia y no se descarta que haya sido abusada sexualmente.

Diez policías de Pilar fueron detenidos ayer por el crimen de Sofía Fernández, una mujer trans de 38 años que fue encontraba sin vida en una celda de la Comisaría Pilar 5ta. de Pilar el 10 de abril del año pasado. Según trascendió, los efectivos serán indagados por homicidio y encubrimiento.

La muerte de Sofía fue reportada por la policía dos días después de haber sido arrestada en circunstancias que hasta el momento no fueron esclarecidas.

De acuerdo con la versión brindada por los oficiales a la familia, el cadáver se encontró de casualidad durante una revisión del buzón externo del establecimiento. Los mismos policías le aseguraron a los allegados de la víctima que el deceso se debió a una “muerte súbita”.

No obstante, la autopsia determinó que la muerte se produjo por “asfixia traumática por obstrucción de la vía aérea” provocada por trozos de colchón y de ropa interior de la víctima, y el informe médico pericial sumó que “la muerte se debió al accionar de tres o más personas, al unísono mediante la reducción de la víctima por golpes con objetos duros y romos en torso y dorso, con una contusión de alta energía cinética en el rostro que ocasionó trauma nasal y mandibular que aseguró su inconsciencia”.

“No cabe duda además que fue violenta y fuertemente sujetada por sus cuatro miembros dada la presencia de huellas de prehensión algunas con improntas ungueales. No se puede descartar la concurrencia de maniobras de abuso sexual por via anal dado los hallazgos cito genéticos”.

Cabe recordar que la familia de la docente de 38 años que estaba próxima a comenzar la carrera de enfermería, denunció “terribles irregularidades” en el accionar de los agentes policiales que estaban de turno en la dependencia.

Una nota publicada por la agencia de noticias días después del crimen, la sobrina de la víctima, Vanesa (36), afirmó que quiere “saber la verdad, limpiar el nombre de mi tía y que se esclarezca su muerte”.

Según contó la mujer, su tía había estudiado el profesorado de Literatura, vivía en la zona de Villa Rosa, en una casa de la que compartía el terreno junto a su hermana y tenía planeado comenzar la carrera de enfermería el 17 de abril último.

Vanesa señaló que la “pesadilla” comenzó la tarde del 8 de abril, cuando Sofía fue detenida por un supuesto “robo por escalamiento” en la mencionada localidad, el cual consideró “muy extraño”.

“Uno de los policías se presentó en su casa y nos informó que la habían detenido porque la encontraron perdida. Unos momentos después, otro nos dijo que había sido por un robo. Realmente no sabemos por qué la privaron de su libertad, dieron muchas versiones confusas y contradictorias”, recordó.

Al respecto, Vanesa sostuvo que su tía no tenía antecedentes penales y que durante los tres días que pasó alojada en la Comisaría 5ª de Derqui nunca la dejaron comunicarse con su familia.

“Hasta el domingo, toda la familia intentó contactarse con ella, pero nunca le permitieron un llamado desde la comisaría. Ella estaba en su derecho de tener una llamada”, reclamó.

Sin embargo, el martes siguiente a su detención, personal de Gendarmería Nacional (GNA) se presentó en el domicilio de la hermana de Sofía Fernández para informarle que “estaba sin vida en su celda” y que la causa de su defunción había sido “una muerte súbita”.

Sin embargo, dicha versión fue descartada cuando se comprobó que la mujer falleció asfixiada con una prenda de ropa interior y un pedazo de goma espuma de un colchón atascados en la tráquea.

“Asfixia traumática por obstrucción de la vía aérea”. Eso se lee en el único tramo del informe de la autopsia al que pudo acceder la familia en la casa velatoria donde la despidieron, envueltos en un manto de dudas. Las mismas que oscurecen las últimas horas de la vida de Sofía Fernández.

En declaraciones Mabel, hermana de Sofía, la recordó “llena de sueños y esperanza, pero por culpa de esos policías no llegó a hacerlos realidad, nosotros la verdad la sabemos y va a salir a la luz, con la ayuda de todos se va a hacer justicia”, dijo.

“Se había comprado todos los elementos para arrancar a estudiar. Estaba muy entusiasmada, tenía varios planes a futuro”, comentó la sobrina de Sofía.

Seguí Informado

Novedades Zonales

Notas más comentadas