21.8 C
Buenos Aires
sábado, octubre 23, 2021

Declaró en la fiscalía el papá biológico del pequeño asesinado

Mas Leídos

Continúa el curso legal del caso que conmueve a la comunidad de Matheu, del padrastro acusado de matar a golpes a Gastón, el niño de dos años.

Ayer en horas de la mañana, vecinos se autoconvocaron junto con Abel, el padre biológico del niño, en la puerta de la UFI Nº5, la Fiscalía en la cual se está llevando la causa por homicidio agravado Nº 11998/19, a cargo del fiscal Ferreiros González y el Juez de Garantías Marino. Luego de la convocatoria, el fiscal le tomó declaración al papá, y a continuación entró a testificar una vecina de la pareja.

El pedido de justicia se expresó con cartelería, fotos y cánticos en la puerta del Ministerio Público Fiscal ubicado en las calles Alberdi y Estrada. Allí también el papá de Gastón explicó a Grupo El Diario una serie de cuestiones que venía padeciendo respecto a la relación con sus hijos.

 “He visto a mi hijo golpeado meses atrás. Hice la denuncia en Niñez pero nadie me puso atención. Iba a la casa a verlo, pero me lo negaban” expresó el padre y dijo que a su otra hija si le dejaban verla, pero en la vereda y con la presencia de la madre y el padrastro.“Gastón siempre estaba durmiendo o no estaba. Y en realidad era que ya estaba muerto”.

De los cuatro chicos de los que estaba a c argo la pareja acusada, Gastón y la nena más chica eran los hijos biológicos del padre denunciante. Los dos más grandes, la madre los había tenido previamente. Por esta razón, los dos más chicos habían vivido con Abel hasta marzo de este año, pero ese mes la madre se los llevó y no se los dejó ver más, según contó el padre.

Respecto a la denuncia hecha en Niñez, no obtuvo ningún comprobante. Dos veces había hablado telefónicamente, y una vez presencial. “Me decían que iban a tomar cartas en el asunto pero no hicieron nada”, expresó. En esa instancia legal, el padre había asentado que los chicos antes estaban a su cargo, y que quería que volvieran a vivir con él. “Al nene no le daban de comer, antes de que me lo maten estaba piel y huesos. Mi hija tiene problemas de celiaquismo, cuando la saqué de la casa estaba hecha una piltrafa”.

Para retirar a la nena de la casa del presunto asesino, tuvo que mandar a un amigo suyo, porque a él no se la daban. “Mi nena se puso a llorar en el auto y le contó cómo lo mataban a patadas a mi hijo”. Actualmente la pequeña esta con pericias psicológicas, y con atención médica, ya que se sospecha que el padrastro pudo haberle hecho algo, aunque la nena lo niega.

Los vecinos y el padre, además de hablar sobre el presunto homicida, expresaron el hecho de que la madre nunca había dicho nada sobre las situaciones que vivían los niños. Pusieron en duda que ella sea una víctima más. Un amigo y vecino de Abel lo expresó de la siguiente manera: “La madre podría haber ido a la comisaría a hablar. Yo estuve de presidente de mesa en las elecciones, y ella vino a votar con un bebé. Gastón ya estaba muerto y no dijo nada”. Respecto a esto, el padre sentenció: “Ella dice que él la tenía amenazada. ¿Entonces, por qué no me trajo los chicos a mí?”.

spot_img

Seguí Informado

spot_img

Novedades Zonales

Nuestros Contrastes

Notas más comentadas